HÁBITAT

Más de 80% de las especies de colibríes requieren de hábitats boscosos para cumplir con su ciclo de vida.  Los hábitats boscosos no son estáticos y se ven afectados por gran variedad de influencias directas e indirectas.  Los recursos naturales que conforman estos hábitats también tienen valor comercial.  Los recursos como madera, leña, agua limpia, minerales, presas y peces, frutillas, hongos y varios otros son cosechados comúnmente en la tierra y contribuyen al constantemente cambiante ambiente de estos hábitats.

Otras influencias son menos obvias o directas, aunque también contribuyen a los ambientes cambiantes.  Los estresantes, como incendios, bombeo de agua subterránea, brotes de insectos o enfermedades, especies invasoras y contaminación química también contribuyen a los cambios en hábitats forestales.